Inicio | Reportajes | Artículos técnicos | Personal training: La máquina de esquiar
0000 SKIERS EDGE

Personal training: La máquina de esquiar

En 1984, tras años de practicar deporte intensamente y diversas operaciones de rodillas, los médicos le dijeron a Joel Loane, creador de Skier’s Edge, que debería abandonar su actividad física. Una opción que -como buen deportista- no entraba en los planes de este emprendedor de Utah, así que buscó la manera de mantenerse en forma y fortalecer sus rodillas con seguridad. El resultado fue la invención de una máquina de entrenamiento sin impacto en las articulaciones que simula el movimiento del esquiador en la nieve.

Esquiando en el gimnasio

Estamos habituados a ver en cualquier sala de fitness máquinas que permiten entrenar simulando ciertas actividades deportivas.

0002 img482Es el caso de la cinta para correr, de las bicis estáticas, de las elípticas que trabajan piernas y brazos, de los steps que simulan unas escaleras, de la máquina de remo… lo que no es tan corriente es ver un ingenio que reproduce la acción de esquiar.

Skier’s Edge simula la cinemática del esquiador efectuando virajes, mediante un desplazamiento lateral de las piernas a uno y otro lado en el que copiamos los gestos y apoyos durante la ejecución de una curva. El principio es tan sencillo como ingenioso: un carro que se desplaza lateralmente por unos raíles inclinados que ayudan a imitar el movimiento de flexión-extensión.

Pero tras esta aparente sencillez se esconde una sofisticada y estudiada máquina, fruto de 28 años de experiencia, en la que se ha tenido en cuenta hasta el último detalle. El carro deslizante tiene dos plataformas articuladas sobre las que colocamos los pies, como si fueran los esquís, y que permiten inclinarse y cantear cuando nos desplazamos de un lado al otro. La resistencia corre a cargo de unas gomas elásticas, regulables en tensión según las características y condición física de cada uno. También la separación de los pies es fácilmente ajustable.

Entrenamiento completo

El trabajo físico con el Skier’s Edge es específico para el esquí, pero además es muy variado y completo, hasta el punto que es también útil para otros deportes como el golf, el tenis, el running o el ciclismo. La misma marca tiene un manual con diversos programas de entrenamiento, que incidirán en el fondo, la fuerza o la fuerza-resistencia, en función de cómo trabajemos. Además, con sólo modificar el ángulo de flexión de nuestras piernas, el trabajo será más aeróbico o -si nos agachamos más- anaeróbico.

skier's edgeEl Skier’s Edge permite rutinas a base de series, resistencia, etc., igual que en una bici estática o en una cinta de correr. La plataforma también permite variaciones en el entrenamiento sólo con modificar la separación de los pies, desde juntos para simular la técnica de baches o nieve virgen hasta muy separados para potenciar el carving extremo. Incluso existe una plataforma, la Slope Simulator, en la que los pies pivotan también sobre el eje perpendicular a la marcha, simulando las condiciones de inclinación y cambios de pendiente de una pista.

Otra ventaja de esta máquina es que no sólo se trabaja el físico, sino también la técnica del esquí, tanto en cuanto a equilibrio como a posición, centralidad y lateralidad, además de la coordinación de movimientos y apoyos. En relación con esta faceta técnica, podemos trabajar brazos en tres niveles de dificultad: agarrándonos a la barra fija de la máquina (la opción más sencilla), utilizando los bastones específicos (con lo que reproducimos todavía mejor los gestos del esquiador) o con las manos libres (la más exigente en lo referente a equilibrio).

El Skier’s Edge es, realmente, la máquina de entrenamiento total para esquiar. No en vano es utilizada oficialmente en los programas de preparación de los principales equipos nacionales, como EE.UU., Austria, Suiza, Italia, Canadá, Alemania, Eslovenia y un largo etcétera.

Ted Ligety, Didier Cuche o Sonja Nef son sólo algunos de los ilustres usuarios del Skier’s Edge. Carbex, la distribuidora en nuestro país, tiene un Demo Center en Barcelona y está implantando el Skier’s Edge en gimnasios, centros de rehabilitación y clubs de esquí.

skiers_edge_classicClassic

La original. Los raíles están inclinados a 10,5 grados y tiene doble goma elástica de resistencia.

skiers_edge_classic_2Big Mountain

Es la más completa. Los raíles están más inclinados que en la Classic (a 17º) y la resistencia va a cargo de una doble banda de goma.

skiers_edge_classic_3World Cup Series

Para esquiadores de élite y corredores. Sus raíles inclinados a 19 º y su banda de resistencia triple hacen que sea la más exigente
físicamente.

Puedes contactar con ellos e informarte en:

Teléfonos: 610 466 470, 699 680 721 y 93 713 32 93
e-mail: fitnessconcept@ carbex.es.

Fotos: Skier’s Edge/Head